lunes, 16 de agosto de 2010

Mucho antes de Mad Men

The Man Who Sold America
The Amazing (but True!) Story of Albert D. Lasker and the Creation of the Advertising Century
Jeffrey L. Cruikshank, Arthur W. Schultz
Harvard Business Review Press, Boston 2010, 417 págs.

Albert Lasker (1880-1951) fue uno de los pioneros de la publicidad: en la primera mitad del siglo XX (el siglo de la publicidad) nadie tuvo más éxito e influencia en la profesión. Como muchos de los grandes del sector comenzó en el mundo del periodismo. Cuando llegó a Chicago en 1898 para trabajar en Lord & Thomas, la agencia se dedicaba a vender espacios, y sólo empleaba un diseñador gráfico y un redactor (a tiempo parcial). Allí formó equipo con otros dos pioneros: John E. Kennedy y Claude C. Hopkins, al que hizo una oferta sin precedentes en 1906: 1.000 dólares por semana.
Muchas de las marcas que construyó Lasker han pasado a la historia: Kleenex, Pepsodent, Goodyear, Lucky Strike, Quaker Oats, Sunkist...Lasker fue también el arquitecto de la campaña que llevaría a Warren Harding a la presidencia en 1920. Amigo y consejero cercano, Harding lo invitaba todas las semanas a comer o cenar a la Casa Blanca. También se involucró en la gestión deportiva, a través de los Chicago Cubs, su equipo de béisbol toda la vida.
Lasker hizo respetable a la profesión. Y en unos años en que las marcas sólo aspiraban a estar en las portadas, Lasker se dio cuenta de que había algo más allá de la notoriedad, para convertirse en asesor eficaz de grandes clientes. Una valiosa biografía para seguir aprendiendo sobre la grandeza de la profesión.
MÁS EN:
http://hbr.org/product/man-who-sold-america-the-amazing-but-true-story-of/an/3086-HBK-ENG
http://hbr.org/web/extras/albert-lasker-and-the-creation-of-the-advertising-century/14-slide

1 comentario:

  1. Esta serie es una de mis favoritas. Los diálogos que tienen los personajes de Mad Men son muy impcatantes y llenos de significado. Esta serie tiene mucha calidad y además te pone a pensar y deja en evidencia cómo los tiempos han cambiado y el rol de la mujer es totalmente diferente

    ResponderEliminar